Trayectoria de la empresa

BERARDO AGROPECUARIA SRL es una empresa familiar con sede en Urdinarrain, una ciudad de 9.000 habitantes, ubicada en el sur de la provincia de Entre Ríos, en la República Argentina.

En esa localidad, comenzaron con la actividad agrícolo-ganadera, en 1987. A partir del año 1997, la empresa se orientó, en forma exclusiva, a la producción agrícola. Sus miembros comenzaron a sembrar, con labranza convencional, lino, girasol y maíz, en una superficie de 300 hectáreas, que pertenecían al núcleo familiar. Posteriormente, empezaron a cultivar soja y, así, se posicionaron como uno de los primeros productores de la zona, en experimentar con dicho cultivo.  Pioneros en el uso de la siembra directa, aumentaron la superficie de explotación agropecuaria y lograron cumplir con los trabajos, en tiempo y forma.

La región estaba cambiando. Se pasaba de la explotación ganadera a la agrícola, con el sistema de siembra directa, lo cual implicaba rotaciones, fertilizaciones y acciones estratégicas. Este nuevo escenario traía diversos desafíos y la firma estuvo dispuesta a asumirlos.

Durante los últimos diez años, la empresa implementó el sistema de Siembra compartida, con lo cual logró un importante crecimiento. Se realizaron alianzas con nuevos socios, se incorporaron campos y se diversificó la producción.

Si bien la soja es el principal cultivo de Berardo Agropecuaria, también siembran trigo, maíz y girasol, para asegurar una correcta rotación.

Berardo Agropecuaria crece, a paso firme, con la incorporación de maquinaria (camiones, pulverizadoras, fertilizadoras) y con la instalación de la planta de silos. De esta manera, brinda todos los servicios que requiere su propia producción. Así, se ha convertido en la empresa que cultiva mayor cantidad de hectáreas, en la provincia de Entre Ríos.

Actualmente, la empresa continúa innovando, para dar respuestas a las transformaciones que presenta el contexto económico, político y social. Desarrolla estrategias que permiten diversificar las unidades de negocio; brinda, a sus socios, altos estándares de calidad en los servicios. Además, ha incorporado la producción de semilla fiscalizada, cultivos poco conocidos en la región —como arvejas y garbanzo—, servicio de comercialización de granos, etc.

El crecimiento de la empresa siempre se ha cimentado en la implementación de nuevas tecnologías, adaptables a cada zona de producción, y en la capacitación permanente de sus equipos de trabajo.